¡POR SAN BLAS AL GUÍA VERÁS…!

Desde hace unos años muchos guías de turismo de Castilla y León hemos adaptado este famoso refrán.

Pero ¿por qué elegimos a San Blas? Digamos que San Blas es un santo que está muy relacionado con nuestro colectivo, pues es el protector de las gargantas, algo que en nuestra profesión hay que cuidar como oro en paño. Sin nuestra VOZ no somos nada.

Pero ¿Quién fue San Blas?

Fue médico y obispo de Sebaste, Armenia. Al iniciarse las persecuciones cristianas de la época del Emperador Licinio se retiró a una cueva del bosque Argeus donde llevaba una vida eremítica. Cuando lo descubrieron, y ante su negativa a adjurar del cristianismo, lo arrojaron a un lago para que se ahogase, pero se mantuvo en pie sobre la superficie, y desde ella retó a sus perseguidores a que caminasen como él sobre las aguas para comprobar si sus dioses eran tan poderosos. Ni que decir tiene que todos los que lo intentaron se ahogaron. Cuando San Blas regresó a tierra firme fue apresado y decapitado. Murió en el año 316 d.C.

El origen de su veneración como “abogado de los males de garganta” se debe a uno de los milagros que se le atribuyen. Al parecer salvaría la vida de un niño al que se le clavó una espina de pescado en la garganta.

En Zamora.

La devoción a San Blas está muy extendida por toda nuestra geografía ya desde muy antiguo. Hoy os vamos a hablar de algunos de los lugares que realizan alguna celebración en torno a San Blas en nuestra provincia de Zamora.

Son numerosos los lugares que en nuestras comarcas rinden culto a este santo. Destacaremos uno de ellos que además lleva su nombre: San Blas. San Blas es un pequeño municipio situado en la comarca de Aliste muy cercano a la frontera con Portugal y que en la actualidad pertenece al Ayuntamiento de Viñas. Y claro, como no podía ser de otra manera, durante los días 3 y 4 de febrero celebra sus fiestas patronales en honor a San Blas.

Otros lugares (sin pretender ser exhaustivos) donde tienen lugar actos en torno a este santo son: Villalazán, Ferreras de Arriba, Rabanales, Gema del Vino, Morales de Valverde, Villar del Buey, y un largo etcétera.

En Zamora capital se rinde culto a San Blas en la iglesia de San Vicente. El día 3 de febrero se da a besar la reliquia del santo, que permanece expuesta durante todo el día ante el altar mayor. Si vienes por Zamora en esos días no dejes de visitar este templo y otros muchos, y mejor aún si es acompañado de un guía que te contará muchos más detalles.

Curiosidades.

No falta tampoco ese día la tradicional venta de cintas. Son cintas de colores que previamente han sido bendecidas y que muchos se colocan al cuello para proteger su garganta. ¡Algunos las llevan durante todo el año!

En muchos lugares también se reparten o subastan roscas y los tradicionales “ramos”.

EN FR DE IT ES