cuesta de balborraz zamora freetour visitaguiadazamora modernismozamora

El día de Zamora

El 12 de Julio de 901 es conocido como «El día de Zamora».

En esos momentos Zamora era la avanzadilla hacia el Sur del Reino Asturiano debido a su privilegiada posición en alto y defendida hacia el sur por el foso natural generado por el río Duero.

Las tropas musulmanas de Ahmed-Ben-Moavia aprovechando que el nivel del río Duero había bajado y era fácil atravesarlo, asaltaron las murallas de la ciudad de Zamora, defendidas por las tropas del rey Alfonso III el Magno.

Durante cuatro días estuvieron luchando los dos bandos y se produjo un número tal de bajas tanto del bando musulmán como cristianos que los cronistas musulmanes denominar a la batalla «El día de Zamora».

Al cuarto día las tropas cristianas de Alfonso III consiguieron derrotar a los musulmanes.

Tras la victoria se cortaron las cabezas de los caudillos musulmanes y se colgaron en las almenas de la ciudad.

De esta batalla tenemos recuerdo en el nombre de una calle

Calle Balborraz

La palabra Balborraz proviene del la palabra árabe «bab al ras», que significa «puerta de la cabeza»

Al inicio de esta calle junto a la Plaza Mayor, se encontraba una puerta que fue demolida en el año 1555 debido a su mal estado y que la tradición dice fue la puerta utilizada para colgar las cabezas de los moros tras la batalla del Día de Zamora, entre ellas la de su caudillo Ahmed-Ben-Moavia.

¿Por qué se decapitaban y se cortaban las cabezas de los enemigos?

Decapitar a los enemigos y colgar como trofeos las cabezas en lugares públicos guardaba un mensaje claro en sociedades belicistas.

Servía como arma de guerra psicológica con el fin de desmoralizar al enemigo o para dar ánimo a las propias fuerzas.

En ocasiones se utilizaban las cabezas para simular que había un número más amplio de defensores dentro del recinto amurallado.

La decapitación del enemigo vencido en batalla se utilizaba como método de revancha o castigo, aunque en la Península Ibérica era más común convertir a los enemigos vencidos como esclavos.

Quieres que te contemos más historias sobre la ciudad de Zamora. Únete a cualquiera de nuestras visitas guiadas o reserva en nuestra página web.

Una visita guiada en Zamora no es un freetour en Zamora
marca la diferencia y elige bien quién te guía

EN FR DE IT ES