CIGÜEÑAS EN ZAMORA

Nido Iglesia de San isidoro

Cuando llegan los turistas a nuestra ciudad, siempre se sorprenden de la gran cantidad de nidos de cigüeñas que hay en el casco histórico de Zamora.

CARACTERISTICAS

El nombre científico de la cigüeña blanca es: Ciconia ciconia. Es un ave migratoria de grandes distancias. Su plumaje es blanco y negro en las alas, con pico y patas rojas. Pueden llegar a tener una envergadura entre 155 y 215 cm , y un peso de más o menos 3 kilos.

Los últimos datos publicados nos dicen que hay 36 217 ejemplares en España. En la Comunidad de Castilla y León, una de las que más está creciendo el número, hay unos 12 580 ejemplares, y en la provincia de Zamora unos 1 280.

La cigüeña blanca es un animal carnívoro que suele alimentarse de pequeños reptiles, anfibios, insectos, pequeños mamíferos e incluso de otras aves más pequeñas.

La esperanza de vida de las cigüeñas es de unos 35 años.

CURIOSIDADES DE LAS CIGÜEÑAS

Les gusta construir sus nidos en los campanarios, torres eléctricas y en los árboles, siempre a gran altura para proteger a sus crías de los depredadores.

Las cigüeñas siempre regresan al mismo nido. El macho es el que siempre llega primero. Realizan unos nidos con palos hasta llegar a alcanzar 2 metros de diámetro y que pueden llegar a pesar algunos de ellos más de 1000 kilos.

Las cigüeñas son monógamas, no suelen cambiar de parejas, aunque no siempre es cierto.

En la época de cría ambos padres participan en la incubación, hacen turnos y de esa manera los huevos nunca se enfrían.

Los cigoñinos al nacer tienen un diente en el pico que les permite romper la cáscara del huevo. Son muy precoces al mes baten sus alas, a los dos vuelan y al tercer mes son independientes.

El «crotoreo» es el sonido más característicos de las cigüeñas, lo realizan para saludar a su pareja. Aquí decimos que están «majando el ajo.»

No hay ninguna diferencia entre la cigüeña macho y hembra.

CULTURA POPULAR

Según la leyenda del norte de Europa, la cigüeña es la responsable de llevar los niños a los nuevos padres. Hans Christian Andersen la popularizó en el siglo XIX con un relato llamado «Cigüeñas».

El folclore alemán sostenía que las cigüeñas encontraban a los bebés en cuevas o pantanos y los llevaban a sus hogares en una canasta en sus espaldas o en sus picos. Quién querían ser padres dejaban dulces para ellas en el alfeizar de las ventanas.

Nuestro refranero popular dice » Por San Blas la cigüeña verás y si no la vieres año de nieves». Hoy en día, pasan todo el inverno en Zamora debido a que hay muchos vertederos y encuentran la comida muy fácilmente, no es debido al cambio climático.

EN FR DE IT ES