Miradores sobre el Duero

La Ciudad de Zamora cuenta con cinco mágnificos miradores sobre el rio Duero. Hoy vamos a descubrir uno de ellos.

El río Duero es una de las razones de ser de la ciudad de Zamora y nos regala unas vitas estupendas desde ambas orillas. Imágenes que han inspirado a multitud de poetas locales y foráneos.

Mirador del Troncoso

Este mirador se sitúa sobre una elevación rocosa, las peñas de Santa Marta, muy cerca del Castillo y la Catedral. Lo primero que llama la atención son los poemas que podemos leer en una de las entradas, el nuevo rincón de la Poesía. Lo segundo es la recoleta plaza llena de rosales y árboles de Judas, en este periodo cuajados de flores rosas. A continuación nuestra mirada se dirige al mural dedicado al insigne poeta Zamorano Claudio Rodríguez.

Mural dedicado a Claudio Rodríguez

¿Qué se ve desde allí?

Cuando llegamos al final, tenemos una panorámica donde se pierde la visita en el horizonte y se puede relajar la mirada. El río Duero, con sus azudas, aceñas, y puentes. Hay que destacar sobre todo el puente de piedra, recomiendo verlo al atardecer cuando el sol ilumina el puente y crea un efecto espejo con su reflejo en el río. !Parece como si hubiera dos puentes!

Vista del Puente de Piedra sobre el río Duero

¿Qué aves nos podemos encontrar? En primavera es habitual ver por el río cigueñas, cormoranes, ánades reales, garzas reales, ocas y alguna rapaz. Es muy curiosa la imagen de los cormoranes posados en las azudas con las alas abiertas para secarse después de pescar.

En la otra orilla, lugar antes ocupado por multitud de conventos que nacen extramuros cerca del puente a partir del SXIII, jerónimos, franciscanos, dominicas. Se mantiene en activo el de las Dominicas Dueñas. Se divisan campos cultivados, nos recrearemos con sus verdes, el rojo de las amapolas e incluso amarillo de los campos de colza colza.

Los restos del convento de San Francisco o la Playa de los Pelambres, lugar de trabajo para curtidores antiguamente y en la actualidad zona de esparcimiento incluso de baño en verano.

Sólo por disfrutar la luz y los colores de este mirador en primavera merece la pena venir a Zamora.

Con nuestra visita guiada Zamora Románica podrás decubrir mucho más de este y otros rincones de la ciudad.

Puedes reservar en guiaszamora@gmail.com

EN FR DE IT ES