La Puerta del Obispo de la Catedral de Zamora

La Catedral del Salvador posee una de las portadas románicas más singulares e interesantes de toda Castilla y León. Nos referimos a la Puerta del Obispo, la única de las tres portadas románicas del templo catedralicio que ha llegado hasta nuestros días.

Cronología y estilo

La portada del Obispo se abre el brazo meridional del transepto y recibe este nombre por encontrarse frente al Palacio Episcopal. Su fábrica se corresponde con la fase principal de edificación del templo, a finales del siglo XII. En ella confluyen y se integran diversos elementos de tradición clásica y de procedencia francesa, oriental e hispanomusulmana.

El elemento más original son las seis arquivoltas lobuladas de la puerta, con arquillos de herradura tan cerrados que producen un curioso y original efecto de claroscuro.

Otro de los atractivos artísticos que nos ofrece son los relieves escultóricos situados en los tímpanos de las calles laterales. Estos relieves representan, en la calle izquierda, las figuras de San Pablo y San Juan Evangelista en actitud de diálogo. El relieve de la derecha está dedicado a la Virgen María con el niño Jesús flanqueada por dos ángeles. A María se la representa entronizada como Sedes Sapientiae. Además de este bellísimo conjunto escultórico con la Virgen como protagonista, el arco presenta una rica decoración vegetal de hojas que se transforman en piñas.

Relieve puerta derecha | Virgen María con el niño Jesús y dos ángeles turiferarios

La leyenda

Por debajo del relieve dedicado a la Virgen, asoma una cabeza masculina, muy erosionada por el paso del tiempo. La leyenda afirma que esta enigmática figura recuerda a un ladrón que entró en el interior del templo para robar el dinero que el emperador Alfonso VII había enviado para la edificación del templo. La leyenda cuenta que al intentar escapar con el botín por la ventana, esta se estrechó hasta el punto que quedó atrapado, impidiendo su huida.

Relieve puerta derecha | Cabeza masculina

Si quieres conocerla …

La mejor forma para conocer todos los detalles de la portada y disfrutar de su armonía y belleza es realizando la visita Zamora Románica que organizamos cada día. Esta ruta está dedicada al románico de la ciudad con un itinerario por el casco histórico que te permitirá conocer iglesias, miradores, plazuelas y por supuesto la Catedral.

Para más información puede ponerte en contacto con nosotros en nuestra página web.

Una visita guiada no es un freetour.

Marca la diferencia y elige bien quién te guía.

EN FR DE IT ES